Algunas de nuestras sugerencias

Caldereta de cordero


Entre las recetas más extendidas por nuestra geografía, quizás la caldereta de cordero se lleve la palma. Este plato popular y tradicional se cocina en muchísimas zonas de España, dándole cada una su toque particular.

A diferencia de las patatas guisadas con cordero donde el protagonismo lo tienen las patatas que abosorben el sabor del guiso, en esta receta de caldereta lo fundamental es el sabor de la carne, que combina perfectamente con el uso de las hierbas aromáticas. Si no lo habéis hecho nunca, este guiso tradicional castellano os va a gustar mucho, ya veréis.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kgr. carne de cordero troceada EcoAgnus,
  • 3 dientes de ajo,
  • unas ramitas de hierbas aromáticas,
  • 300 gr. cebolla,
  • 1 tomate,
  • 1/2 pimiento rojo,
  • 100 cc. vino blanco,
  • 200 cc. caldo de carne o agua,
  • una hoja de laurel,
  • aceite de oliva virgen extra,
  • perejil y sal

Preparación:

Comenzamos sazonando la carne y friéndola en aceite de oliva virgen extra hasta dorar bien su exterior. Después retiramos las tajadas de cordero y en el mismo aceite en el que hemos frito la carne preparamos un sofrito con la cebolla y el pimienno muy picados.

Cuando la cebolla esté transparente y el pimiento haya cambiado de color, añadimos las ramitas aromáticas, la hoja de laurel y un manojito de perejil picado, que dejaremos en el centro de la cacerola un par de minutos para después mezclarlo con los demás ingredientes.

Incorporamos a continuación el tomate muy picado y sin semillas y removemos con el resto de ingredientes dejando que se cocine despacito hasta que no quede nada de líquido. En ese momento reintegramos las tajadas de cordero a la cazuela, añadimos el vino y dejamos que evapore el alcohol removiendo durante un minuto.

Cubrimos ya el guiso con el caldo y dejamos que se haga a fuego lento durante unos 35-40 minutos, hasta que la carne de cordero esté bien tierna y el aroma de este guiso tradicional inunde la casa. Si vamos a hacer una guarnición, es el momento de prepararla para que esté lista en el momento de servir nuestra caldereta.

Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Media

Degustación

Esta receta de caldereta de cordero se debe tomar en cacerolitas individuales de barro que realcen su presentación tradicional. El mejor acompañamiento para este plato es un vaso de vino de la tierra y un pan con buena miga para disfrutar de la salsa, aunque unas patatas con ajos nunca serían rechazadas por los comensales.


Costillas de cordero asadas


Ingredientes para 4 personas

  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • costillas de cordero
  • patatas
  • 1 vaso de vino blanco
  • aceite de oliva
  • pimienta
  • pimentón dulce y sal
  • al gusto

Preparación:

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas gruesas. Las colocamos en una bandeja de horno que regamos con aceite de oliva.

Encima de las patatas, ponemos la cebolla pelada y cortada en tiras. Salpimentamos al gusto y espolvoreamos un poco de pimentón dulce. Cubrimos con las costillas.

Por último, añadimos el tomate cortado en trozos y vertemos el vino blanco encima. Horneamos unos 30 minutos a 150 grados. Pasado el tiempo, le damos la vuelta a la carne, y dejamos otros 30 minutos.

Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Media

Degustación

Además de patatas puedes acompañar estas costillas con pimientos asados.


El cordero asado perfecto


El cordero asado es uno de los platos más típicos de la cocina española. Se trata de una preparación muy sencilla: una buena pieza de cordero, sal y agua. Ahora bien, pillarle el punto, sobre todo en hornos domésticos, es mucho más difícil de lo que parece. Tradicionalmente, el lechazo se prepara en horno de leña y cazuela de barro, lo que permite una cocción lenta que deja la carne muy tierna. Esto no impide que podamos lograr un plato de 10 en casa, pero para alcanzar los resultados dignos del mejor asador. Las piezas deben disponerse en la fuente de barro de tal manera que ninguna tape del todo a la otra

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kgr. carne de cordero troceada EcoAgnus.
  • 3 dientes de ajo.

Preparación:

Como decíamos, la clave para hacer un buen cordero es cocinarlo de forma lenta para lograr que la carne quede bien tierna, pero además es interesante lograr que quede crujiente por fuera, lo que nos obliga a variar la temperatura durante la cocción en el que se eleva el tiempo para asar el cordero a tres horas y veinte minutos. Asar el cordero al natural haciendo unos pequeños tajos en la parte interior de las piezas más grandes, añadiendo 600 ml de agua a la base de la fuente y una cuchara sopera de sal a ésta, y dividiendo la cocción en cuatro tiempos de la siguiente forma: Primera cocción
Temperatura: 130º
Se hace 45 minutos por un lado, se da la vuelta (no hace falta regar el cordero con el agua de la base) y se hace otros 45 minutos.
Segunda cocción
Temperatura: 160º
Se le vuelve a dar la vuelta al cordero y se hace 30 minutos por el lado que toca. Ahora sí se riega el cordero con el agua de la base, y se hace otros 30 minutos por el otro lado. Tercera cocción Temperatura: 200º Se da otra vuelta, se riega de nuevo, y se hace 20 minutos por un lado, se vuelve a regar, y se hace 20 minutos por el otro. Cuarta cocción Se coloca la parte exterior del cordero hacia arriba y se deja sólo 10 minutos a 250º (o máxima temperatura) para lograr que quede bien crujiente. Hay que estar muy atento a esta fase, el cordero debe quedar tostadito, pero no quemarse.

Degustacion:

En cuanto esté listo debemos sacar la fuente del horno. El mejor acompañamiento para este plato es un vaso de vino de la tierra y un pan con buena miga para disfrutar de la salsa, aunque unas patatas con ajos nunca serían rechazadas por los comensales.